¿Hijos de Dios o hijos del diablo?


En cierta ocasión el Señor Jesucristo; siendo Dios mismo en carne y hueso caminando por esta tierra le explicaba a un grupo de judíos lo siguiente:

Joh 8:31  Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; Joh 8:32  y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Se desató una tremenda discusión entre el maestro y los opositores judíos a causa de aquellas palabras,  estos se defendieron diciendo que eran hijos de Abraham y por consiguiente hijos de Dios y que nunca habían sido esclavos de nadie. (Dos posiciones difíciles de defender y probar ya que por lo menos habían sido esclavos en Egipto).
A nadie se le ocurre pensar que es un hijo del diablo, en lo absoluto!  Ni pensarlo, no es posible que seamos hijos del diablo. Pero como sabemos que somos hijos de Dios? Será acaso posible que existan hijos de Dios e hijos del diablo?  Yo pensaba que todos éramos hijos de Dios, mucha gente diría eso.

Sois de vuestro padre el diablo

Joh 8:39  Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais.

Joh 8:40  Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham.

Joh 8:41  Vosotros hacéis las obras de vuestro padre. Entonces le dijeron: Nosotros no somos nacidos de fornicación; un padre tenemos, que es Dios.

Joh 8:42  Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió.

Joh 8:43  ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra.

Joh 8:44  Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.
Joh 8:45  Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis.

Joh 8:46  ¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis?
 Joh 8:47  El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.

Jesús les dijo “Vosotros sois de vuestro padre el diablo prácticamente les llamó“  hijos del diablo”; para este grupo de judíos, aquello era un gran insulto, una gran ofensa, algo humillante. Pero La Biblia registra que Jesús les dijo que eran hijos de diablo a esas personas. Ahora bien su reacción no se hizo esperar y arremetieron contra su ofensor de manera violenta según lo relata La Biblia:

Joh 8:59  Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejarnos tu comentario. Thanks for your comment. Merci de votre commentaire